En relojes: ¿IV o IIII? Y del IV al VIII, ¿normal o de cabeza?

Reloj - Números romanosNo todos los relojes usan números romanos, pero de los que sí, ¿recuerdas cómo va la numeración? Sin importar si aprendiste, o no, cómo se escriben los números romanos, seguro haz visto muchos relojes y tienes claros sus números. ¿Tú cómo los pondrías? I, II, III… ¿IV o IIII? Y del V al VIII, ¿van normal o de cabeza?

Como en otros ejemplos de Efectos Mandela te pido antes de leer que revises tu memoria: ¿Cómo van los números romanos en los relojes? Es más, toma un lápiz y un papel y dibuja un reloj, según lo recuerdas… ¿Listo? Ahora busca si tienes un reloj a la mano y compara lo que dibujaste… ¿Notas algo? Si compartes mi recuerdo, seguramente verás un par de importantes diferencias, mismas que, para mí y para muchas otras personas, representan un cambio en la realidad.

Desde niño aprendí la numeración romana, sobre todo porque la verdad no es tan complicada, se compone sólo de 7 letras: I (1), V (5), X (10), L (50), C (100), D (500), M (1,000). Lo que se complica para muchos es el cómo se combinan, pero al final tampoco es tan difícil… sobre todo cuando se trata de contar del 1 al 12, como en un reloj:

I, II, III, IV, V, VI, VII, VIII, IX, X, XI, XII

Reloj de pulso 1 - Rotary¿Fácil no? Es así como siempre vi la numeración en los relojes… Hasta que más o menos desde principios de 2017 comencé a ver que en la mayoría de los relojes había un importante cambio: el 4, en vez de IV, está representado como IIII. A mí definitivamente no me cabe en la cabeza el uso de IIII en vez de IV, simplemente no le encuentro sentido, y de hecho me parece una aberración, simplemente por ser un error en el uso de los números romanos.

Y sin embargo, en la actual realidad, con todas las búsquedas y observaciones que he hecho, podría decir que más o menos un 90% de los relojes con números romanos tienen un IIII. Por eso me parece increíble no haberlo notado nunca, y por lo mismo estoy convencido de que es un Efecto Mandela. Pero claro, en esta realidad hay una «explicación lógica» para esto… o más bien, muchas. Aquí algunas de ellas:

  • Por estética: Se dice que se usa de ese modo porque genera un balance visual, un equilibrio con su contraparte en el reloj, el número 8, que se escribe con 4 letras (VIII), y sólo usando el IIII se logra ese equilibrio. Esto puede tener cierto sentido, pero honestamente no creo que la estética visual sea más importante que la corrección, porque usar IIII básicamente es como inventar un número, y no creo que haya justificación para eso.
  • Por simetría: La X aparece en 4 números (IX, X, XI, XIII), y alguien pensó que la V también debía aparecer sólo en 4 números, pero si se usa el IV la V estaría en 5 números (IV, V, VI, VII, VIII), por eso se decidió usar el IIII, y así tenemos que la I está en los primeros 4 números, la V en los siguientes 4, y la X en los últimos 4. Esto también me parece una tontería, pues en todo caso la I aparece en 10 de los 12 números, así que no encuentro la simetría, y en el fondo no tiene sentido sentido querer igualar el número de veces que aparece la V al de la X.
  • Para evitar confusiones: Se dice que si se pone IV la gente lo confundiría con VI, así que se decidió usar IIII para que fuera más fácil de leer. Sí, supongo que es posible, pero entonces también es igualmente posible que la gente confunda el 9 con el 11 (IX, XI), o que no sepa para dónde avanzan las manecillas de los relojes, o que no sepa contar ni usar su lógica para saber que después del 3 viene el 4… y no parece que se haya hecho nada para evitar también esas confusiones, así que tampoco es buena justificación.
  • Por economía: Se supone que los números de los relojes se hacían por moldes de 4 letras, así que poner IIII evita una V, de modo que sólo quedan 4, y así, sólo se necesita 1 molde con 4 X, 1 molde con 4 V, y 5 moldes con 4 I. En cambio, si se pone IV se requeriría un molde extra para sólo una V y además el cuarto molde de las I tendría sólo una letra. Reloj - Big Ben - LondresLa verdad no sé cómo es que se hacían los números o por qué no hacer un molde con una I y una V, lo que dejaría el número total de moldes igual en 6. O por qué no usar múltiples moldes de cada número, pues a fin de cuentas se usarían no sólo en 1 reloj, sino en muchos relojes, sobre todo si se piensa en producción en masa. Y si el argumento es que sólo aplica para relojes producidos de forma especial y artesanalmente, qué mejor ejemplo de un reloj con esas características que el británico Big Ben, y es curioso que este reloj sí muestre el 4 como IV. Entonces tampoco tiene sentido esta explicación.
  • En honor a un relojero: Una de las historias que se cuentan, sin mayores detalles, es que un Rey mandó a hacer un reloj, y el relojero, seguramente por ignorancia sobre los números romanos, colocó IIII en vez de IV; y se dice que el Rey al verlo se enfadó tanto que lo mandó a matar. Entonces, en protesta, apoyo y homenaje, todos los demás relojeros del reino comenzaron a usar el IIII en vez del IV en todos sus relojes, asumiendo que el Rey no los podía mandar a matar a todos. Esta historia no tiene ni pies ni cabeza, y me parece de lo más absurda, porque en dado caso de que fuera verídica habría más datos sobre quién fue el relojero, o al menos el rey, pero sólo se dice que fue un relojero suizo, y ni siquiera se especifica el lugar de los hechos. Además, aún si fuera cierta habría sido comprensible continuar con esa «tradición» durante algunos años y en esa zona, pero no por toda la vida ni a nivel mundial.
  • Por órdenes del Rey Carlos V de Francia: Casi la misma historia que la anterior, pero aquí es al revés, pues se supone que el Rey mandó a hacer un reloj y el relojero le puso bien el número, pero Carlos V le reclamó que no era así, sino IIII, y a pesar de la protesta del relojero, el Rey lo mandó a cambiar argumentando que él nunca se equivocaba, y desde entonces se usa el IIII. Igualmente me parece una historia ridícula, por más que el reloj siga ahí y pueda ser observado en el palacio conocido como Conciergerie, en Paris. Y es que aplica lo mismo que la anterior, esto pudo ser verdadero durante algún tiempo, y en una cierta región, pero no tiene sentido que se haya extendido a todo el mundo; y además, eventualmente alguien tuvo que darse cuenta de que no usar IV estaba mal, que era algo así como un grave error ortográfico, y entonces ya sin la influencia de Carlos V, dejar de fomentar la incorrección, cortar con esa tradición y hacer los relojes bien.
  • Por respeto a los Dioses: Se dice que IV corresponde a las 2 primeras letras del nombre de Júpiter (IVPPITER), la deidad suprema de los romanos, así que usarlas sería un tanto irrespetuoso, sacrílego y blasfemo, por eso se buscó una forma alterna de representar el 4. Al igual que en los casos anteriores, eso pudo haber sido verídico en tiempos del Imperio Romano, pero me parece completamente fuera de lugar en otras culturas, y del mismo modo, no tiene sentido que siga vigente siglos después.

Entonces… ¿encuentras alguna de esas explicaciones lo suficientemente sólida como para justificar el hecho de que supuestamente por cientos de años se haya escrito mal el número 4 romano en los relojes?

Digamos que sí, que se puede justificar por alguna de esas absurdas razones; más allá de eso, la explicación no resuelve la pregunta principal de este tema: ¿Cómo es posible que haya tanta gente -y me incluyo- que en toda su vida no haya visto nunca que en los relojes se ponía un IIII en vez de un IV, si siempre han estado ahí, y que apenas recientemente lo empiece a notar? Es esto lo que lo convierte en un cambio en la realidad.

Reloj - LlaveA mí en lo particular me es imposible aceptar que quizás nunca me había dado cuenta. Sobre todo porque durante muchos años fui una especie de «esclavo del reloj», pues tenía una fuerte obsesión con ver la hora a cada rato, no podía salir de casa sin mi reloj puesto -y entre los muchos que usé, hubo digitales, pero también algunos de manecillas-; observaba cuanto reloj estuviera disponible; y volteaba a mi muñeca por instinto, aún si no llevaba prisa, sólo por el hecho de ver la hora. Por ello, estoy 100% seguro de que, independientemente de que me liberé del reloj hace unos 10 años -ya ni siquiera uso uno-, eso del IIII me habría llamado la atención en algún momento. Siempre he tenido relojes a mi alrededor.

Reloj del abueloDesde niño conviví con uno que le pertenecía a mi abuelo y que mi papá conservaba (y ahora es toda una reliquia que seguro tiene sus buenos 100 años), y que aún se encuentra en la sala de casa de mi mamá. Actualmente no tiene cuerda, pero cuando sí estaba activo, este reloj sonaba cada hora, y a las 12 daba varias campanadas, por lo que sencillamente era imposible no observarlo. Y sí, ha cambiado, y ahora tiene un IIII y no un IV, y como dije, estoy más que 100% seguro de que, de haber estado ahí antes, ya lo hubiera visto. Y no soy el único, pues ninguno de mis familiares recuerda el IIII en ese reloj, cuya foto comparto aquí.

Pero antes de mostrar más imágenes de otros relojes te pregunto: ¿notas algo más en ese reloj?… Más o menos en enero o febrero de 2018 ocurrió un nuevo cambio con los relojes: los números del 4 al 8 ahora están de cabeza.

Digamos que hay 3 posibles formas de poner los números romanos en un reloj. Esta sería la primera, con todos los números derechos, como se observa en este dibujo tomado de la «Web del maestro», en la lección dedicada a enseñar la numeración romana, y que siempre lo vi como una posible opción, pero no como lo más común:

Reloj - Números romanos - Web del maestro

La segunda sería como yo recuerdo siempre haber visto la mayoría de los relojes (salvo por el hecho del IIII en vez del IV), y que es con los números girando alrededor del círculo del reloj, pero del 4 al 8 colocados hacia arriba, permitiendo la lectura fácil, como se observa en estos relojes de muñeca, y ese del centro, que parece de bolsillo:

Reloj de pulso 2 - Fossil    Reloj de bolsillo    Reloj de pulso 3 - Casio

Y la tercera es como existen ahora la mayoría de los relojes: con un IIII y con los números del 4 al 8 de cabeza, lo que complica su lectura y, para mí, luce sumamente extraño, sobre todo con el 5 y el 6, pues no recuerdo jamás que la V estuviera invertida; aunque sí me parece que de ese modo resulta más confusa la secuencia de IV, V, IV, y de alguna manera justifica un poquito el uso del IIII:

Reloj - Colegio Superior de Gastronomia 1   Reloj - Colegio Superior de Gastronomia 2

Ese reloj está en el Colegio Superior de Gastronomía, ubicado en la colonia Condesa de la Ciudad de México, escuela fundada en 1992, así que supuestamente desde hace 25 años ha tenido un reloj con un IIII y los números invertidos. Mismo caso de este otro reloj, ubicado en la fachada del Centro Comercial Galerías Insurgentes, al Sur de la Ciudad de México, curiosamente también inaugurado en 1992:

Reloj - Galerías Insurgentes 1   Reloj - Galerías Insurgentes 2

Por el Colegio de Gastronomía he pasado varias veces, pero muchísimas veces más por Galerías Insurgentes, pues siempre he vivido cerca de ahí, y me parece imposible no haber notado nunca eso de los números. Y no es que recién hayan sido colocados esos relojes o esos números, es que han estado así desde hace 25 años. Y si se trata de revisar relojes más viejos, pensando que quizás los 100 años del reloj del abuelo no sean suficientes, aquí otro par de relojes con la misma configuración en sus números, y que además parecen haber sido creados por la misma empresa, pues lucen iguales, aún estando separados por kilómetros de distancia:

Reloj - Coyoacán 1  Reloj - Coyoacán 2      Reloj - Cuetzalan 1  Reloj - Cuetzalan 2

A la izquierda, un reloj que se encuentra en el Templo de San Juan Bautista, en el corazón de Coyoacán, una plaza pública y parque tradicional de la Ciudad de México; a la derecha, un reloj en la plaza central del Pueblo Mágico de Cuetzalan, en el Estado de Puebla, colocado en 1910, en conmemoración al primer centenario de la Independencia de México. Ambos lucen prácticamente iguales, y están aproximadamente a 300 km de distancia.

Y sí, quizás sí fueron adquiridos en el mismo lugar, pues según esta nota periodística, el de la torre de Cuetzalan fue comprado «en la Hauser Zivy y Cía., una de las más lujosas joyerías instalada a fines del siglo XIX en la calle segunda de Plateros número 7 –ahora la esquina de Isabel la Católica y Madero–, en la Ciudad de México, especializada en la venta de selectas obras de arte, joyería, relojería y cajas de música». Y si era una de las más importantes joyerías y relojerías, seguramente se encargó de colocar una buena cantidad de relojes por todo el país. Eso significaría que ambos relojes tienen más de 100 años, y han estado así, con un IIII en vez de IV y con los números de cabeza, desde su instalación. Habría que preguntarle a toda la gente que ha visitado ambas plazas en todo este tiempo, si los recuerdan de ese modo.

Entonces, se supone que los relojes siempre han estado así, desde hace cientos de años; incluso relojes más antiguos, como el de la famosa Puerta del Sol, en España, tiene el 4 representado como IIII. Y se supone que el reloj tiene unos 150 años de existencia. En comparación, el reloj ubicado en el Kremlin, en Rusia, al igual que el Big Ben de Londres que mencioné y mostré más arriba, sí muestra el 4 como IV; aunque eso sí, en los 3 casos casos los números del 4 al 8 están de cabeza (izquierda: La Puerta del Sol; derecha: Kremlin):

Reloj - La Puerta del Sol - España    Reloj - Kremlin - Rusia

Como en cualquier otro Efecto Mandela, no se trata realmente de probar nada, pues al final cada quien tendrá un recuerdo diferente, y podríamos decir que, si se trata de dibujar un reloj, cada quien tendrá su propia forma de hacerlos; pero sí se trata de señalar que, actualmente, la mayoría tienen las características que ya he descrito.

Sin embargo aún podemos encontrar algunas excepciones interesantes, como este reloj que creó una persona que se dedica a trabajar la madera, y que subió su video a YouTube desde 2015, y tenía algunos comentarios sobre su trabajo al crear el reloj, pero apenas en febrero comenzó a recibir comentarios sobre si la forma en la que colocó los números representa un Efecto Mandela. Observa:

Reloj de madera - Video

En uno de los mensajes que alguien le dejó, le preguntan si el hecho de que el IV aparezca como IIII y los números estén de cabeza es algo nuevo para los creadores de relojes; y aunque el autor no ha respondido, podemos contestar que no, que supuestamente han estado así toda la vida. Y eso es importante destacarlo porque al menos a mí me parece muy curioso encontrar páginas, blogs y comentarios donde se hable del tema, y que la mayoría coincida en que apenas recientemente lo notaron; y estamos hablando de páginas publicadas más o menos de 2014 para acá; la más antigua que pude ver es de 2009. Y yo en lo personal no recuerdo nunca haber escuchado ni leído nada sobre eso, sino hasta ahora.

Reloj de la Torre - Volver al futuro - Dr. BrownPor todo eso, estoy convencido de los relojes con esas características, así como las explicaciones al respecto y los comentarios sobre cómo se ven, no existían en mi realidad, y aparecieron de pronto al mezclarse las dimensiones. Y también por eso, cada vez que veo un reloj, no puedo evitar mirarlo con atención para observar cómo tiene los números.

Si para ti también es un cambio en la realidad, seguramente a partir de ahora también observarás con mucha mayor atención todos los relojes con números romanos que encuentres, tanto en tu vida cotidiana como en series o películas (donde hay muchísimas muestras de relojes famosos, como el famoso reloj de la Torre, en Volver al Futuro, que si bien muestra el 4 como IV, sí tiene los números de cabeza). Así que si quieres compartir imágenes de los relojes en tu ciudad, o los que veas en algún viaje o cuando estés viendo cine, televisión, o anuncios, mándamelos y los agrego a esta publicación; este espacio es para ti.

 

¿Tú cómo recuerdas los números en los relojes? ¿Recuerdas haber visto que el 4 se escribía como IIII y no como IV? ¿Encuentras normal ver los números de cabeza, y tener que leer la V al revés? ¿Son para ti estas características de los relojes, un Efecto Mandela?

V O T A :

«Arriba», si para ti SÍ cambió la realidad. <-> «Abajo», si para ti NO cambió la realidad.

Elige con honestidad: Sólo podrás votar una vez por encuesta.

¡No olvides dejar tus comentarios y opiniones!
Hasta abajo de esta publicación encontrarás el espacio para hacerlo.

IMPORTANTE: Respondo a todos los mails y comentarios,
a más tardar en 2 o 3 semanas, depende de mis actividades.

Si no recibes respuesta en ese tiempo, por favor, revisa
tu carpeta de SPAM, quizás el mail esté ahí; y en ese caso,
por favor selecciona en tu correo que no es SPAM.

¡Muchas gracias!

Las Dimensiones, Líneas de tiempo o Realidades, se están mezclando;
por eso los recuerdos de cada quien pueden ser distintos,
y ninguno es correcto o incorrecto, todos son igualmente válidos.

Si llegaste directo aquí pero no has leído toda la primera parte del sitio, te recomiendo hacerlo antes de seguir avanzando, para entender al 100% de qué se trata el Efecto Mandela y todos los conceptos relacionados.

Publicaciones recientes
dentro de esta categoría:

En relojes: ¿IV o IIII? Y del IV al VIII, ¿normal o de cabeza?

No todos los relojes tienen números romanos, pero de los que sí, ¿cómo dirías que van? I, II, III... ¿IV o IIII? Y del V al VIII, ¿normal, o de cabeza?

2 comentarios en “En relojes: ¿IV o IIII? Y del IV al VIII, ¿normal o de cabeza?

  1. Hola!
    Pues para mi la historia del rey que mandó a ejecutar al relojero que se equivocó y luego todos los relojeros del reino lo homenajearon/protestaron usando el IIII a propósito, suena bastante creible, ya la había leído en otro lugar antes y si mencionaban mas información, el lugar, el nombre del rey y una fecha aproximada; pero honestamente no lo recuerdo, lo buscare y si lo encuentro regreso a postearlo.
    El caso es que para mi eso es bastante creíble, luego de un tiempo, seguramente los otros factores como estética y facilitar el proceso de fabricación influyeron en los fabricantes modernos para tomar aquella situación volverla una tradición. Hay muchas tradiciones y costumbres que tenemos en prácticamente cualquier ámbito que surgieron de historias de ese tipo, aunque claro, con el tiempo y el pasar de boca en boca, las historias de van deformando y perdiendo datos duros, lo cual las hace menos creíbles.

  2. Estoy super emocionado leyendo esta pagina. Lo de el numero IIII es la primera vez que me doy cuenta que en los relojes estan de esa forma. Aca en argentina un jugador de futbol se hizo un tattoo por haber ganado la copa libertadores. Este tatuaje fue el centro de cargadas y burlas, ya que era la fecha en cual salio campeon con su club (san lorenzo) en 2014, poniendo IIII como numero 4. Supongo que nadie en argentina se habran dado cuenta de esto que en los relojes antigüos y modernos aparecen asi. Yo en lo personal es la primera vez que me doy cuenta, pero siempre vi los numeros de cabeza en el reloj, como apuntando al centro de las agujas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *